miércoles, 31 de enero de 2007

SOUNDWALK SAN TELMO, en APPETITE!!! FEBRERO en APPETITE 19 hs. GRATIS, cupo limitado.


En Español:

El Soundwalk San Telmo consiste en realizar caminatas de aproximadamente una hora con grupos de máximo 12, recorriendo rutas específicas de una ciudad determinada. Durante la caminata, el artista que la guía orienta a la gente del grupo para que escuche atentamente los sonidos que toma a menudo como parte ordinaria de su vida cotidiana. Por ejemplo, puede ser que pregunte si los sonidos que oímos son causados por los seres humanos, la naturaleza o la
tecnología. Por una reservación, contacto: nuevoappetite@gmail.com
Ref: En el siguiente link a mi página web puede encontrar información detallada acerca de los soundwalks que he realizado en San Francisco, Nueva York, y Tel Aviv.
http://beautymarsh.com/performance/performance.html

In English:
Which are the sounds we hear and ignore in our community? How can we open ourselves to the joy of a sense we take for granted in our everyday lives? Beneficial for writers, musicians (and others!), please join me on a soundwalk wherein we'll explore the multitude of sounds in San Telmo. We'll also engage in "ear cleansing" exercises as perfected by Vancouver acoustic ecologists in the mid-70s. Just bring comfortable shoes. All ages welcome. Group size limited to 12. Email: nuevoappetite@gmail.com for a spot.
Click here f or more information about soundwalks that Todd has led in San Francisco, New York, and Tel Aviv.
http://beautymarsh.com/performance/performance.html

@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@

Gritan los chicos, suenan las bocinas

El artista neoyorquino Todd Shalom y su caminata sonora
En su primer día en Buenos Aires, Todd Shalom –un artista neoyorquino, de 30 años, que trabaja básicamente con textos, sonidos y videos– fue a recorrer San Telmo.

Escuchó atentamente cada sonido del barrio que le era nuevo: las bocinas de los colectivos, el zumbido del aire acondicionado, el griterío de los chicos jugando en la vereda y más. De pronto se topó con la galería de arte emergente Appetite, y tanto le gustó que propuso realizar desde allí la misma performance que viene probando hace tres años en distintos puntos del planeta, desde San Francisco hasta Tel Aviv: una soundwalk, o caminata sonora por la ciudad.


Daniela Luna –que con 29 años es la directora de Appetite– realizó la convocatoria vía e-mail a una numerosa lista de personas que incluía un público amplio y algunos artistas. Su invitación a vivir la performance fue todo un éxito y terminó armando tres grupos. Una de las citas fue el miércoles último, a las 19, en la galería misma, en Chacabuco 551.

"Cada persona posee sus propios sonidos: sus pasos, sus llaves, sus voces... En las ciudades, los sonidos personales son a menudo opacados por los industriales: los de colectivos, motos, construcciones –sostuvo Shalom antes de recibir a los participantes–. Espero que después de escuchar con más claridad, poniendo en primer plano el sentido auditivo, muchas veces no considerado, tomemos decisiones que permitan la creación de una mayor armonía con nosotros mismos y todo lo que nos rodea."

La primera consigna que lanzó –en inglés, claro, pero con la traducción en simultáneo de Luna– fue quedarse un rato en la galería y hacer un ejercicio: "Formen una ronda, denme sus llaves y cierren los ojos. Cuando reconozcan el sonido de sus propias llaves, por favor aplaudan". Solamente tres personas adivinaron y el resto se equivocó.

A las 19.30, Shalom rogó a todos que apagaran sus celulares y recordó que no está permitido hablar en las soundwalks. "Si alguien escucha un sonido interesante y quiere que los demás presten también atención a eso no tienen más que silbar", aclaró. Y así, en silencio, el grupo atravesó la puerta de Appetite, mientras Luna pedía disculpas porque la galería tenía la persiana baja. "Estamos recién mudados y nos falta poner la vidriera", explicó. Y por supuesto... ¡la silbaron!

Una llovizna comenzó a caer. Más de un asistente precavido había llevado paraguas. Tras pasar por el portón de una fábrica ruidosa, en la puerta de una zapatería en las calles México y Perú, Shalom pidió a su público que se percatara de las distintas clases de sonido: si eran humanos, naturales o industriales; si eran propios o ajenos; si eran repetitivos o únicos; si eran agudos o graves; si eran cercanos o lejanos.

A las 19.45, con el bip de un semáforo para ciegos de fondo, el artista dividió al grupo en parejas y ordenó que uno mantuviera los ojos cerrados mientras el otro lo guiaba con los ojos abiertos. Los seis pares de personas avanzaron cual procesión por la calle México hacia Bolívar ante la mirada atónita de los vecinos.

Shalom emitió un chiflido y las parejas intercambiaron sus roles. Sobre la calle Defensa, en la puerta de un anticuario, el artista se paró detrás de un boquete para explicar la barrera acústica que puede producir un edificio, una pared o un conjunto de objetos.

Y a las 20.15, escondido en la entrada de una casa de la calle Venezuela, hizo una propuesta divertida: "Vamos a entrar de manera desapercibida en un supermercado". Los doce participantes notaron como nunca antes los sonidos de las latas, las bolsas y las botellas dentro de los changuitos. También escucharon el sonido de la cortadora de fiambre y de la caja registradora, mientras que la radio emitía Si tu no vuelves, tema de Miguel Bosé versionado por Chetes y Amaral. Y terminaron comprando productos para disimular ya que los dueños del lugar no dejaban de mirarlos con desconfianza.

A las 20.30, todos regresaron a Appetite. Shalom abrió el debate: "¿Qué sonidos fueron para ustedes los mejores? ¿Y los peores?" El ruido molesto más votado fue, sin duda, el de los colectivos, y el más bello, el de la lluvia. Una hora y media de caminata bastó para crear conciencia de que vivimos en una cultura más que nada visual y no somos conscientes de los sonidos que nos rodean a diario. Finalmente, un chico dijo: "Todd, cerrá los ojos", y todos aplaudieron.


Melina V. Dorfman

Foto: Eva Fisher

fuente: La Nación, Lunes 26 de febrero de 2007 http://www.lanacion.com.ar/886699

3 comentarios:

Christian Bermúdez dijo...

siempre con algo nuevo... cúando daniela se dará por satisfecha? seguí adelante y desde san josé o oslo te seguiré la pista por que en talcahuano, hay algo que siempre sabe fresco!

Appetite - Contemporary Art - dijo...

(transcribimos 2 comentarios)
La Rusa dijo...

Un blog donde no se miente
un blog para el pueblo
un blog de lucha y aguante

www.larusalucha.blogspot.com
7 de marzo de 2007 2:41

Appetite - Contemporary Art - dijo...

Natacuario dijo...

Tienes de todo !
Space, fotolog, blog ... mish !
Muchas gracias por pasar (:
Mi blog está todo botado, jajaja xD !
Muchos saludos !
:D
12 de marzo de 2007 23:09

http://natacuario.blogspot.com/